La mitología mexica o mitología azteca es una extensión del complejo cultural mexica. Antes de llegar los aztecas al valle del Anáhuac, ya existían antiguos cultos y diosas del Sol que ellos adoptaron en su afán de adquirir un rostro. Al asimilarlos también cambiaron sus propios dioses, tratando de colocarlos al mismo nivel de los antiguos dioses del panteón nahua. De esta manera, elevaron sus dioses patronos, Huitzilopochtli y Coatlicue, al nivel de las antiguas deidades creadoras, como Tláloc, Quetzalcóatl y Tezcatlipoca. Los aztecas se consideraban como el pueblo elegido por el Sol, encargados de garantizar su recorrido por el cielo, alimentándolo. Este sentimiento fue reforzado por la reforma social y religiosa de Tlacaélel bajo el reino de los emperadores Itzcóatl, Moctezuma I y Axayácatl a mitad del siglo XV. El mito de la creación del mundo de los aztecas expande esta idea.
Huitzilopochtli: dios de la guerra, la sabidura y el poder, lo identifican con la serpiente. Precursor del verano, la estaci�n de los rel�mpagos y la fertilidad. Se le honraba en el decimoquinto mes azteca, en una ceremonia en la que el sacerdote atravesaba con una flecha una masa preparada con sangre de personas sacrificadas para tal ocasi�n. Tezcatlipoca: Era una de las deidades principales y representante del principio de dualidad. Portaba un espejo en el que se reflejaban los hechos de la humanidad. Divinidad aurea y llego a asociarse posteriormente con la fortuna y con el destino de la nacion azteca. La fiesta mas importante consagrada a Tezcatlipoca era el Toxcatl, que se celebraba en el mes quinto. 
Quetzalcoatl: La serpiente emplumada. Padre de los toltecas. Esta relacionado con la enseñanza de las artes y, por tanto, actua como introductor de la civilizacion. Sus devotos, para venerarlo, se sacaban sangre de las venas que estan debajo de la lengua o detras de la oreja y untaban con ella la boca de los idolos. La efusion de sangre sustitu�a el sacrificio directo. Tlaloc: dios de la lluvia, casado con Chalchiuhtlicue, diosa del agua, a la que se sol�a representar con la imagen de una rana, y con la que tuvo muchos hijos: los tlalocas o nubes. Viv�a en un para�so de aguas llamado Tlalocan, donde iban los que hab�an muerto en inundaciones, fulminados por un rayo o enfermos de hidropes�a, que all� disfrutaban de una felicidad eterna. Le ofrec�an ni�os y doncellas en sacrificio. Los campesinos, en previsi�n de sequ�as, hac�an fabricar �dolos a imagen de Tl�loc y los veneraban ofrend�ndoles ma�z y pulque.
Chicomeco�tl: La diosa principal de la agricultura, otra forma de la deidad del agua, Chalchiuhtlicue. Su festival se celebraba entre junio y julio, cuando la planta del ma�z hab�a madurado completamente Centéotl en la mitología mexica es el dios del maíz y el patrono de la ebriedad y la bebida, es considerado como un dios dual, con identidad masculina y femenina. Su identidad masculina lleva los nombres de Cintéotl o Centéotl y Centeotltecuhti y su identidad femenina Chicomecóatl y Centeotlcihuatl, que según algunos es hijo de la diosa creadora de todo Toci, en otros se dice que es hijo de Xochiquétzal, diosa joven asociada a la belleza, la sexualidad y el placer. Tras su nacimiento se escondió bajo la tierra convirtiendo su cuerpo en maíz.
Xolotl: dios del lucero de la tarde, representaba las formas ascendentes y descendentes del fuego. Dios monstruoso, aparece en algunas de sus representaciones con las cuencas de los ojos vac�as porque, seg�n la leyenda, al sacrificarse los dioses para dar vida al nuevo Sol, se puso tan triste y llor� tanto que los ojos se le cayeron de las �rbitas.  Tlazoltéotl Deidad de origen Huasteco, que en la mitología mexica es la diosa de la lujuria y de los amores ilícitos, patrona de la incontinencia, del adulterio, del sexo, de las pasiones, de la carnalidad y de las transgresiones morales; era la diosa que eliminaba del mundo el pecado y la diosa más relacionada con la sexualidad y con la Luna. Era conocida como "la comedora de suciedad" debido a que se creía que visitaba a la gente que estaba por morir. La diosa Tlazoltéotl mostraba las contradicciones de algunos valores morales sobre la feminidad en la sociedad azteca: traía el sufrimiento con enfermedades venéreas y lo curaba con la medicina, inspiraba las desviaciones sexuales pero a la vez tenía la capacidad de absolverlas, patrona de los médicos.
Mictlantecuhtli: dios de las tinieblas y la muerte. Viv�a en una regi�n del Mictl�n, en el Ombligo de la Tierra; a este lugar iban los muertos que no merec�an ninguno de los diversos grados de cielos, y su castigo era el tedio. El calendario Azteca estaba basado en el sol y por tal recibe el nombre de “solario”. Se compone de 18 meses, de 20 días cada uno y 5 días de inactividad llamados nemontemi. En total, suman 365 días. El Xiuhpohualli inicia el 2 de febrero y los nemontemi son los últimos días de enero y el primero de febrero. Cada cuatro años, se agrega un día nemontemi, que equivale al año bisiesto, y cada 130 años se suprime un día nemontemi. De esta forma se obtiene una aproximación al año solar trópico más exacta que la que proporciona el calendario gregoriano en uso.

Google
;