La mitología vasca es el conjunto de mitos propio de Vasconia o Euskal Herria (Navarra, País Vasco y País Vasco francés).
Los vascos mantienen una lengua propia, el euskera, que no tiene relación con ninguna de las que le rodean y que se estima es anterior a la entrada de los pueblos indoeuropeos.
Entre las diversas hipótesis del origen de los vascos, una de ellas señala la permanencia, al menos desde el Neolítico, en el territorio que ocupan.
La lengua expresa una base cultural concreta que ha ido evolucionando con el tiempo y las interrelaciones con otras culturas que llegaron al territorio. La más influyente fue la romana y la introducción, desde ella, del cristianismo, que vino a sustituir la antigua religión que se desarrollaba en las tierras que ocupaban los hablantes del euskera en aquellos tiempos. El cristianismo impuso sus formas y enmascaró los cultos y deidades autóctonas, que fueron conformando el universo mitológico vasco.
Iratxo es el duende en general, pero las antiguas leyendas se referían a un personaje mitológico particular. Iratxo es un genio travieso que aparece por la noche. No es un genio malvado, pero al aparecer repentinamente por la noche da unos tremendos sustos. Si alguien, movido por la curiosidad, le persigue se complace en conducirle por barrancos, precipicios y otros lugares peligrosos. Lamia (en griego, Λάμια) es una criatura femenina de la mitologia y el folclore grecolatinos, caracterizada como seductora terrible. En este último aspecto, constituye un antecedente de la vampiresa moderna. Se la concibe como un personaje individual, pero también como el nombre genérico de un tipo de monstruos (las lamias). En el folclore gallego y búlgaro encontramos tradiciones sobre lamias, herederas de la tradición clásica.
Basajaun o Baxajaun, el llamado "Yeti Vasco", es el Señor del Bosque o el "Señor Salvaje": es un personaje de la mitología vasca de prodigiosa talla y fuerza, que los primeros pobladores de aquellas tierras encontraron habitando en los montes y bosques. Su pareja femenina se llama Basandere (Señora del Bosque o "Señora Salvaje"). Era protector de los rebaños de ovejas y cuando se acercaba una tempestad o los lobos, daba gritos y silbidos en la montaña para prevenir a los pastores. Jentilarri o piedra de los gentiles es un dolmen de unos 4000 años de antiguedad, es el dolmen más espectacular y mejor conservado de la Sierra de Aralar. Los Gentiles eran unos gigantes que habitaban los montes de Euskal Herria, un anciano vió acercarse una nube luminosa desde oriente y sentenció: "Ha nacido Kixmi (Cristo), ha llegado el fin de nuestra raza" y todos corrieron a esconderse bajo esta losa.
Tartalo es un cíclope o genio maligno con un solo ojo en la frente, cuyo quehacer principal es el pastoreo. Este terrorífico personaje secuestra a los jóvenes del pueblo y se los come, es antropófago. Por lo que en muchos lugares de Vasconia se siente verdadero pavor hacia él. Este tipo de cíclope es muy corriente en la tradición mitológica. Lo podemos encontrar en la mitología clásica grecorromana. Mairu es un genio nocturno, que de noche se introduce en las casa por la chimenea a recoger las ofrendas que han dejado los habitantes. Tiene aspecto humano, y en muchas leyendas se presentan como compañeros de las Lamias. A los Mairu se atribuye la construcción dólmenes y crómlechs como los de Ibañeta de Zugarramurdi (Navarra), los de Oyarzun (Guipúzcoa), tales construcciones se deben a sus compañeras, las lamias.
La diosa Mari es la personificación de toda la naturaleza y a su vez es divinidad superior que domina a todos los personajes mitológicos. Tiene una relación especial con la Tierra y según antiguas creencias es la personificación de Ama-Lurra. De hecho, su morada y refugio es el interior de la tierra, ya que hace su aparición desde cuevas y simas. En las leyendas del Pueblo Vasco, Ama-Lurra, es la divinidad principal. La tierra, se nos muestra como habitáculo de todos los seres vivos, poseedora de fuerza vital propia que ha creado nuestro entorno natural. Es la que hace posible la existencia de animales y plantas, y la que nos da a los seres humanos el alimento y el lugar necesario para vivir.